viernes, 3 de agosto de 2012

No estamos tan mal... (JJOO Londres 2012)

Hacía mil años que no escribía aquí. Bueno, mil no, pero tres o cuatro, sí.
Pero no me he podido contener. Me apetecía dar una opinión más extendida (que en mi nuevo Twitter @sportblue1) sobre el evento deportivo que paraliza el mundo cada cuatro años: los Juego Olímpicos. Y más concretamente, sobre la actuación española  en los seis días que llevamos en la competición en Londres y el futuro, en mi humilde opinión, que nos espera.

Yo existo, yo critico

Pongámonos al día: no llevamos ni una semana de Juegos, seis días, y solo tenemos dos medallas. Una de plata, de Mireia Belmonte en natación y otra de bronce de Maialen Chorraut en piragüismo de aguas bravas. Y miles de alarmas encendidas que se suman al catrastrofismo y a las críticas típicas, algunas en modo de chufla y burla, que en España solemos hacer sobre la mayoría de cosas que nos rodean. No solo de aficionados, y no aficionados o aficionados ocasionales, y tuiteros. También de periodistas. De esos que se cuelgan luego otro tipo de medallas y "ya lo decía yo".

Estos días he leído la palabra "fracaso" varias veces, la frase "hay que exigirles más" otras cuantas. He leído artículos explicando que los Juegos no interesan porque ya no está el fútbol. Que nuestro deporte necesita también un rescate, que estamos por debajo del nivel que deberíamos tener... y más. Y más. Y más parafernalia de este tipo.
La mayoría de estos comentarios, entre el 99 y 99.5 por ciento, vienen hechos desde el sofá de casa bajo el aire acondicionado. Desde una terraza de verano con una cerveza fría. O bien desde la tumbona junto a la piscina del chalet. Y sin el más mínimo análisis real de la situación.
Veamos: España ha logrado en su historia 114 medallas olímpicas, 34 oros, 50 platas y 30 bronces. Echando un vistazo a los cinco últimos Juegos, que es cuando más hemos conseguido: Barcelona, 23, Atlanta 17; Sidney 11, Atenas 19 y Pekín, 18. Ocupamos el puesto 29 en el ranking histórico de los JJOO. Es decir, que no somos una potencia olímpica. ¿Está claro?
¿Qué queremos? ¿Qué esperamos?

Otra pregunta: ¿cuánto duran los Juegos Olímpicos? Para algunos un día o dos. Quizá tres. ¿Una semana? No. Los JJOO se prolongan durante 16 días de dura competición en los que se enfrentan, salvo en fútbol, los mejores deportistas del mundo de cada modalidad. ¿No es más lógico hacer el análisis al final de los Juegos? Para algunos no. Para algunos es más sencillo hablar de fracasos, de desastre, de desilusión desde el minuto uno o cuando las cosas no salen como algunos creen que deben salir.
"Ya ni el deporte nos da alegría". "Es que los deportistas españoles han ido a Londres de vacaciones". "Es que no sabemos competir y nos entra el miedo escénico."
¿Algo más?

Los deportistas son los principales interesados en ganar. Esto creo que está claro. Ellos dedican todo su esfuerzo, realizan todo tipo de sacrificios y emplean prácticamente todo su tiempo en entrenar, en superarse día a día para estar listos en un momento concreto de su vida en el que les toca enfrentarse a otros deportistas que han hecho lo mismo que ellos. Algunos con mejores condiciones y con más ayudas. Entonces, ¿quiénes somos nosotros para exigirles? ¿Qué periodista deportivo tiene el poder de hablar de fracaso si luego no se obtienen los resultados?

Cada vez la gente es más impaciente, más crítica, más irónica, menos analista, más desinformada, curiosamente, en la era de la información. Y el periodismo, no todo, pero sí gran parte, pues igual. He llegado a leer al señor Manu Carreño, director de Carrusel deportivo y cara visible de los deportes de Cuatro, que es imposible que se consigan las 19 medallas de Atenas. Pensando así, seguro que no.

Lo que llevamos

¿Es posible llegar a esas 19 medallas?
En Pekín, los primeros seis días de competición, ¿saben cuántas medallas llevábamos? Exacto. Dos. Y se consiguieron 18.
No estamos tan mal. De verdad.
Pero vamos primero con lo negativo.

Nos han eliminado en fútbol. Esto ha sido lo que ha hecho que la moral de las tropas se venga abajo. Se ha generalizado la situación de España en relación a los malos resultados de "La Rojita", porque no dejamos de ser un país futbolero y porque la mayoría de periodistas deportivos de este país, por desgracia, solo hablan y "entienden" de fútbol. Y si caemos eliminados, algo a lo que ya no estábamos acostumbrados por los éxitos de la absoluta, todo se vuelve oscuro y no comprendemos que la competición en otros deportes solo acaba de comenzar. ¿Cómo vamos a conseguir en la primera semana medalla en balonmano, básket, hockey, voley playa, tenis...? !O en deportes que aún ni han comenzado! Pero el fútbol se terminó para nosotros, y para los periodistas futboleros, que son los que hacen más ruido ya no solo en esos programas nocturnos sino en las redes sociales, se terminaron los JJOO o éstos son un fracaso absoluto. No. Rotundamente, no.

Al fútbol se le une el judo, que se ha ido de vacío y que estuvo a punto de darnos la alegría de Sugoi. Durante toda una mañana se estuvo hablando de la medalla del judoka vasco, pero al final no pudo ser. Compitió fantásticamente, pero una decisión polémica de los jueces le dejó sin bronce. Mala pata.
Luego, llegaron todos esos errores arbitrales seguidos: el penalty contra Honduras no pitado, el gol clarísimo no dado a Iván Pérez en waterpolo con la ratificación de la FINA, los dobles aquellos en voley playa, las decisiones en el partido de balonmano contra Croacia, el cambio de pista de David Ferrer...
Esto unido a las lesiones de deportistas importantes, ya las sabidas de Nadal, Ricky, Thiago Alcántara, Samuel Sánchez, Freire, unidas a las de Freixa, Amat, Navarro, el caballo "Delgado", Gurbindo... Y la falta de medallas ha tiznado la participación española de negro.

Pero en mi opinión no vamos tan mal. Ya veréis.

Opciones reales de medalla


A las sumadas por Maialen y Mireia pueden llegar unas cuantas más. No sé si 11, 19 ó 23, como en Barcelona, nuestro récord. Pero sé que el resultado, para los resultadistas, no va a estar tan lejos de eso.
Analicemos con tranquilidad y objetivamente:

- Marina Alabau tiene prácticamente asegurada la suya en el windsurf. Y seguramente será de oro. Aunque queda mucho por delante. UNA POSIBILIDAD.
- El dobles de tenis, Feliciano y Ferrer, está en semifinales. Mal se tiene que dar para no conseguir una. DOS.
- Sería una gran sorpresa que nuestra selección de baloncesto no consiga una medalla. Yo me inclino por la plata, pero hay que ir partido a partido. Seguramente, los cuartos serán con Lituania, las semis contra Francia y la final contra EEUU. TRES.
- El balonmano masculino tiene muy buena pinta. Ya está clasificado para cuartos. Y ahí todo puede pasar. Pero son un equipo muy fiable y yo confío en ellos para las medallas. CUATRO.
- El waterpolo femenino. Las chicas van a darlo todo y marchan líderes de su grupo. En Cuartos se enfrentarán con Italia o la perita en dulce Gran Bretaña. Gran posibilidad de medalla. CINCO.
- El waterpolo masculino. Otro equipo fiable y que tiene posibilidades. Dependerá del cruce de cuartos. Es una buena posibilidad porque están a gran nivel. SEIS.
- El voley playa. Tanto femenino como masculino. Los dos equipos están en octavos de final. Veo mejor a Elsa y Lili, porque tanto Herrera como Gavira están algo tocados físicamente. Pero sumando a ambos puede me sale otra posibilidad. SIETE.
- La natación sincronizada. ¿Alguien duda de que las chicas van a conseguir dos medallas en esta disciplina que tantas alegrías nos ha dado en los últimos años? Parece claro que caerá una en combo y otra por pareja. Posiblemente, platas. Pero hay que pelearlas. OCHO Y NUEVE.
- David Cal, uno de nuestros mejores deportistas olímpicos va a por su tercera medalla. Del piragüismo seguro que cae una medalla. DIEZ.
- Hay otra prácticamente segura que es la de Joel González en Taekwondo. Es campeón mundial y europeo y favorito para el oro. ONCE.
- Con otro que hay que contar es con Javier Gómez Noya, en triatlón. Tras el cuarto puesto en Pekín es la gran alternativa a los Brownlee. DOCE.
- La tripulación en la clase Elliot de vela va tercera. Posibilidades claras de medalla. TRECE.
- Mireia Belmonte nada por la noche la final de los 800 libres. En las semis fue la cuarta mejor marca. ¿Por qué no otra medalla después de la moral de la plata en el 200 mariposa? CATORCE.
- Ruth Beitia, es nuestra mejor baza en atletismo. Varias favoritas se han lesionado en santo de altura y ella llega en la mejor forma de su vida. Es ahora o nunca. QUINCE.
- Lydia Valentín, la haltera puede tener su oportunidad en su prueba de -75kg. Luchará por el podio. DIECISÉIS.
- Fátima Gálvez, en tiro olímpico en foso. Es la nº1 en su ranking. Y aunque en tiro no nos está yendo bien, es una muy buena posibilidad. DIECISIETE.

17 posibles +2 que llevamos=19. Las medallas que conseguimos en Atenas y que es nuestra segunda mejor marca tras las 23 de Barcelona.

No he contabilizado: Balonmano Femenino (Y eso que lo estamos haciendo genial, pero pensar en medalla es ser muy optimistas), el hockey hierba (muy complicado sin Santi Freixa ni Pol Amat llegar a semis y si llegamos muy difícil superar a Alemania, Holanda o Australia), Leire Olaberría (medallista en ciclismo en pista pero a la que han cambiado la modalidad), la doma, Maider Unda (lucha) Marta Domínguez, Nuria Fernández, Natalia Rodríguez o Méliz (Atletismo) Brigitte Yagüe (Taekwondo) Hermida (Ciclism BTT) o Sete Benavides y Saúl Craviotto (Piragüismo) que podrían dar la sorpresa.

Ver, sentir y disfrutar

No he jugado a profetizar medallas. Solo he hecho una exposición de lo que nos queda por delante. Cuantas más medallas logremos, mejor. Pero no seamos tan resultadistas. No hablemos de fracasos o no exijamos a gente que trabaja tanto y se esfuerza cada día lograr algo que satisfaga nuestro ego personal. Ya estar en unos JJOO es un éxito rotundo. Ellos son elegidos y grandes deportistas. Dejémonos de tanto refunfuñar y divirtámonos con este espectáculo, con los españoles y con el resto de deportistas, porque hasta dentro de cuatro años no volveremos a presenciarlo. Y quién sabe lo que pasará y dónde estaremos de aquí a cuatro años...

1 comentario:

  1. Que razón tienes... demasiado criticar y poco disfrutar T.T

    ResponderEliminar

Lo que estás oyendo